El seguimiento audiovisual de obras: El interlocutor entre el desarrollador y el inversionista

Las nuevas tecnologías se han integrado de manera continua a cada uno de los ambientes dentro del sector de la construcción para brindar herramientas sólidas que promueven la optimización de procesos en todos los niveles de la producción y gestión de proyectos inmobiliarios. Es así como el seguimiento de obras se ha convertido en una de las estrategias primordiales cuando se trata de controlar y proyectar el desarrollo de obras arquitectónicas. 

Numerosas empresas han logrado unificar dicha estrategia con sus objetivos y están formando espacios de trabajo flexibles, muy modernos, en donde los trabajadores pueden transmitir información de manera horizontal con el fin de reducir los tiempos que toma cada tarea y maximizar los resultados. En resumidas cuentas de eso se trata el seguimiento de obras. 


¿En qué consiste?

El seguimiento de obras es una compilación de técnicas, herramientas y equipo tecnológico que permite llevar a cabo actividades en tiempos mínimos, disminuyendo también la cantidad de esfuerzo. Básicamente se trata de optimizar la producción, a través del completo control de los recursos con la intención de ir redefiniendo las tareas a medida que avanza la obra de construcción. Una de las ventajas de este sistema es que es posible adaptarse a los acontecimientos inesperados sin que resulte en un inconveniente y es, quizá, la razón principal de su popularidad.

Muchas empresas del Real estate tienen que redefinir sus presupuestos, debido a las fugas o desviaciones a las que tienen que someterse por una mala gestión de los materiales o por no prever una situación contraproducente. Son parte de los males habituales durante el desarrollo inmobiliario que el seguimiento de obras busca reducir.

Una de las claves empresariales en el ámbito de la construcción tiene que ver con el ahorro. La reducción de los costos es una fortaleza con la que cuentan las empresas consolidadas y que se debe al uso correcto de software de gestión, equipos tecnológicos y personal capacitado e informado.

el dron en la arquitectura

¿Qué herramientas tecnológicas se utilizan?

Para la gestión eficiente de los recursos en una obra debe permitirse el apoyo tecnológico. En este sentido, los drones que realizan estudios geográficos en grandes extensiones de terreno en tiempos reducidos, los software de gestión que permiten mantener al equipo informado y actualizado, así como la capacidad para presentar proyectos y avances de obra a través de la información recogida por estas herramientas sirven como un elemento impulsor que las empresas valoran cada vez con mayor frecuencia.

Pero son los drones el elemento más destacado en la actualidad por la cantidad de soluciones que pueden aportar. No solo la captación de imágenes en alta calidad o el acceso a zonas difíciles, que permite la realización de mapas topográficos o de timelapse para registrar el desarrollo y detectar ligeras fallas en estructuras, también para supervisar el personal.

Sin embargo, los drones pronto serán acompañados por otros equipos de robótica especializados que se encargarán del trabajo pesado. Aunque su uso no se ha extendido por los altos costos que acarrean. Por otro lado, los teléfonos inteligentes también tienen un rol importante en estos proyectos, que se suman a cascos con proyectores y herramientas con Bluetooth que permiten la conexión completa entre todos los elementos de la construcción.

drones y arquitectura

¿Por qué son necesarias?

Su función es vital, tanto, que muchos comienzan a preguntarse cuál será el papel del talento humano en el futuro de las construcciones. Estamos hablando de que incluso existen soldadores de arco robotizados, que pueden realizar puntos de soldadura sumamente precisos en tiempos menores a los de un profesional y además por un costo menor en el largo plazo. Y aunque, de momento, no se pueda hablar de una sustitución de la mano de obra, las herramientas tecnológicas están facilitando muchas tareas y aportando numerosos beneficios.

La seguridad es otro punto que estas nuevas tecnologías logran satisfacer. En el caso de modelos de información como el BIM management, es posible previsualizar resultados por medio de modelados 3D que les permite a los ingenieros y arquitectos prevenir posibles inconvenientes, además de mejorar la comunicación entre los diferentes equipos.

Entre las razones por las que las empresas están optando por mejorar sus estrategias de desarrollo inmobiliario podemos hallar:

  • Mejor control de los recursos materiales de la obra.
  • Rapidez en tareas manuales y manejo de cargas pesadas.
  • Reducción de costos en presupuestos y tiempos de producción.
  • Mejora en la transmisión de información y presentación de resultados.
  • Aumento de la seguridad.
  • Disminución de margen de error.  

Los pro y los contra

Aun así hay que evaluar varios de estos criterios, pues es probable que no todos los proyectos ni todas las empresas necesiten las mismas herramientas o los mismos servicios. Por ello es prudente evaluar tanto pros como contras para elegir las estrategias que mejor se adapten a las necesidades.

Pros

  • En el largo plazo, la inversión en maquinaria avanzada resulta más económico que contratar profesionales.
  • No es necesario estipular un contrato con una máquina y su rendimiento es constante bajo el debido mantenimiento.
  • La velocidad y carga de trabajo son insuperables por la mano humana.
  • Aumentan el valor de la empresa frente a la competencia.

Contras

  • Costos por compra y mantenimiento elevados.
  • Es necesario invertir para cubrir el traslado de la maquinaria.
  • Inversión para la preparación del personal que se encargará de utilizar los equipos.

¿Qué opinan cada uno de los actores de la obra?

” (…) BIM se podría entender, entonces, como una especie de catálogo de materiales modelados, mejorando la manera en que se traspasan las especificaciones técnicas del proyecto a los encargados de construirlo.”, Gonzalo De la Parra García, Arquitecto y Profesor del área BIM en la Pontificia Universidad Católica de Chile.


No son pocos los beneficios que este tipo de tecnología está aportando al sector de la construcción. Muchos de los integrantes de grandes equipos en todas partes del mundo proyectan y presentan resultados a través de herramientas pertenecientes al BIM management. También utilizan software para su gestión y hasta ahora no se habla de otra cosa que no sean buenos resultados. Es el futuro, ya no tan futuro, el que presenciamos con esta transformación en el real estate.